La Nueva Cronología Global de la Historia de los Catalanes, una aproximación

La Nueva Cronología Global de la Historia de los Catalanes
– Una aproximación-

Andreu Marfull-Pujadas
andreumarfull@gmail.com

Trabajo presentado en el
17º Simposi sobre la Història Censurada de Catalunya
Arenys de Munt (Barcelona), Sala Municipal, 18-19 de noviembre de 2017
Ponencia: “La Nueva Cronología de Anatoly Fomenko (3a. Parte)”

Presentación.pdf

Versión de la web oficial de la “Nueva Cronología”: http://chronologia.org/sp/conferencias/20171117_historia_de_los_catalanes.html

————–

Se trata de una nueva manera de comprender la manipulación y la censura de la historia en general, focalizando la atención en el caso de los Catalanes.

————–

Diapo 1.

Simposio Arenys 2017 LA NUEVA CRONOLOÍA DE ANATOLY FOMENKO 3 Andreu Marfull_Page_01

El objetivo de esta presentación es mostrar que la manipulación y la censura del relato histórico de los Catalanes forma parte de una “operación” global, que se impulsa a lo largo de los siglos XVI y XVIII dC. El marco de referencia es el trabajo conocido como “Nueva Cronología”, que se promueve desde Moscú desde la década de 1980 y, de hecho, entronca con la “duda científica” que se cuestiona el “mapa cronológico” de la historia humana desde el siglo XVI. Ver:

A modo de referencia, se recomienda consultar los siguientes enlaces, en lenguas catalana y castellana:

Y en otras lenguas en la web oficial de la Nueva Cronología:

Asimismo, en este enlace se puede consultar la crítica a los métodos de datación comunes (incluso el Radiocarbono-14), desarrollada por la NC:

————–

Diapo 2.

Simposio Arenys 2017 LA NUEVA CRONOLOÍA DE ANATOLY FOMENKO 3 Andreu Marfull_Page_02

El título de la ponencia es: “La Nueva Cronología Global de la Historia de los Catalanes, una aproximación“.

La finalidad de este trabajo es mostrar una forma alternativa de comprender el potencial censurador de la manipulación cronológica de los acontecimientos, mediante la reconstrucción cronológica de la Historia medieval de los Catalanes. Es, sin lugar a dudas, un reto intelectual (no apto) para los académicos y los seguidores de la historia oficial.

Asimismo, el proyecto se dirige a recomponer, cronológica y simbólicamente, la Historia de los Catalanes dentro de la Historia oficial de España.

————–

Diapo 3.

Simposio Arenys 2017 LA NUEVA CRONOLOÍA DE ANATOLY FOMENKO 3 Andreu Marfull_Page_03

Tomando de referencia la “Nueva Cronología” (o NC), es de interés comprender cómo encaja la reconstrucción cronológica global que se trabaja en Moscú con la manipulación del “caso de los Catalanes”.

Como elemento introductorio, es de especial interés para el Institut Nova Història (o INH) resaltar que la NC concluye que los libros editados en los siglos XV y XVI se escriben en los siglos XVII y XVIII. Es decir, a lo largo de los siglos XVII y XVIII es cuando se habría “recreado” un pasado, supliendo el pasado real. Pero… ¿se siguió algún patrón? Según este ejercicio de aproximación, sí. En el caso de la Historia de los Catalanes, la manipulación habría seguido dos patrones principales: un salto de 185 años y otro de 370 (dos veces 185). [Para más información se pueden consultar las partes 2 y 3 de los “Diagramas Globales” expuestos en los enlaces web anteriormente indicados].

Asimismo, en esta presentación hace referencia, básicamente, al caso del salto de 185 años. Resultado de un trabajo de investigación, se concluye que en los siglos XVII y XVIII se trasladan los hechos 185 años al pasado, y con esta “operación” se reescribe el pasado reciente. Tal y como manifiesta la diapositiva anterior, esto sitúa el “Siglo de Oro” en plena ilustración española, al estilo Borbón, no de los Austrias. Es decir, el siglo de esplendor de la literatura española no empieza en 1530, sino en 1715, coincidiendo con la victoria de los ejércitos borbónicos en las tierras catalanas. Y del mismo modo, no termina alrededor de 1645, sino en torno a 1830, coincidiendo con el desmantelamiento (la “desamortización”) del orden inquisitorial y nobiliario español. Por lo tanto, este “Siglo de Oro” habría coincidido con el inicio y el ocaso del Imperio Español Borbónico, que en la línea de la NC habría formado parte del relevo de un proyecto imperial que la Historia Oficial no reconoce. Como recordatorio, resaltar que en 1830 se acaban de perder la mayoría de las colonias españolas de América. Pero, de hecho, el Imperio Español no cae solo, sino que cae también con otro proyecto imperial: el Napoleónico. [Esta referencia, sin embargo, es un apunte que en posteriores publicaciones se profundizará].

Se trata, pues, de una reconstrucción sugerente, de gran interés para el INH. Tal como documenta Lluís Batlle, existe una “castellanización” dirigida desde el Estado en el siglo XVI (aunque la Historia Oficial no lo reconoce). Pero, en cambio, esta “praxis” sí está reconocida en tiempo de los Borbones, a partir de la fundación de la Real Academia Española en 1714, en que se impone el castellano como “lengua de Estado” para todos los dominios del victorioso Duque de Anjou, Felipe V de Borbón.

La lógica es aplastante. Esta “castellanización” que identifica Batlle habría sido borbónica, no austríaca.

Del mismo modo, este salto cronológico tiene otras consecuencias paralelas que también tienen que ver con la investigación llevada a cabo por el INH. Por ejemplo, el proceso de castellanización de la nobleza catalana. El proceso es sencillo. La “castellanización” del Estado habría ido acompañada de la castellanización de la propia Historia de España, tal y como deja en evidencia la lógica de la NC. [Ésta concluye que todas las crónicas de las naciones europeas de origen medieval o anterior se basan en una manipulación global]. Es decir, esta “política de manipulación de los hechos” sería la responsable de la creación de la historia medieval de las coronas de Castilla y Aragón, así como de la castellanización de la nobleza catalana que el INH detecta en el siglo XVI. Pero, siguiendo el nuevo hilo que ofrece la NC, esta dinámica se habría impuesto en el siglo XVIII y probablemente ya habría comenzado en la segunda mitad del XVII. ¿Por qué? pues porque la NC concluye que el Imperio original (Roma) no cae realmente en 1453, sino a mediados del siglo XVII, y esto tendría que ver con la intervención de los dominios catalanes (que hasta entonces habrían sido vasallos del Imperio). Es decir, “cae” Roma cuando también “cae” el Principado de Cataluña (en tiempos de la Guerra de los Segadores), en un litigio que oficialmente sitúa como contrincantes a los monarcas franceses e hispanos.

De este modo, esta reconstrucción cronológica no sólo sitúa el “Siglo de Oro” en un espacio temporal más coherente, sino que sitúa el escenario en un proceso de manipulación integral en el que se habría castellanizado la Historia Oficial de toda España o, mejor dicho, de toda Hispania, de Europa y del Mundo entero. Efectivamente, se trata de una afirmación controvertida, pero tiene una amplia base analítica y documental.

————–

Diapo 4.

Simposio Arenys 2017 LA NUEVA CRONOLOÍA DE ANATOLY FOMENKO 3 Andreu Marfull_Page_04

La Historia de los Catalanes, según la NC, está insertada en la manipulación de la Historia Antigua, incluso en el relato bíblico. Se trata, de hecho, de una historia vinculada al Imperio original. Un ejemplo es el paralelismo entre la Historia de Grecia en la Edad Media y hechos trasladados 1810 años atrás que muestra la diapositiva anterior. Tal y como muestra el gráfico de la diapositiva, habría una equivalencia entre el papado de Avignon y el cautiverio del pueblo de Israel en Babilonia, en el que la figura de Federico II de Sicilia (hijo de Pedro el Grande y de Constanza de Sicilia) se correspondería con el líder persa Darío I Hystaspis, uno de los más poderosos del antiguo Imperio persa. Asimismo, las guerras griegas de los años 1314-1332 dC. se corresponderían con las guerras Médicas de los años 500 a 440 aC., entre griegos y persas; y las luchas entre los catalanes y los navarros en Grecia (años 1377 a 1379 dC.) con las famosas guerras del Peloponeso (431-404 aC.) entre atenienses y espartanos. La equivalencia geográfica es evidente, y la duplicidad de las crónicas también.

————–

Diapo 5.

Simposio Arenys 2017 LA NUEVA CRONOLOÍA DE ANATOLY FOMENKO 3 Andreu Marfull_Page_05

Siguiendo el hilo de la manipulación cronológica que detecta la NC, es de resaltar a modo de ejemplo el caso de la duplicidad (dilatación artificial) entre el propio Sacro Imperio Romano Germánico. La tabla indicada muestra el salto de 362 años entre los gobernantes del Sacro Imperio de los siglos X-XIII y los gobernantes de los siglos XIII-XVI, donde Carlos V de Habsburgo tendría a Federico I Barbarossa por duplicado.

————–

Diapo 6.

Simposio Arenys 2017 LA NUEVA CRONOLOÍA DE ANATOLY FOMENKO 3 Andreu Marfull_Page_06

Pero esta no sería la única duplicidad. No sólo tiene lugar entre los gobernantes de un mismo linaje, sino que este patrón se repite entre varios linajes, siendo todos ellos reflejos de una misma crónica. Por ejemplo, se muestra el caso de la duplicidad de las genealogías de los emperadores del Sacro Imperio con los zares de Rusia. Haciendo un trabajo de análisis comparativo, en el que se detectan los paralelismos siguiendo un determinado patrón estadístico, se puede constatar que la figura del mismo Carlos V equivale, también, a la del zar Iván IV el Terrible.

Esta aseveración resulta altamente contradictoria, cierto. Pero es una reacción razonable derivada de la lógica dogmática de la Historia Oficial. La NC demuestra que es evidente, pero la razón consciente nos dice otra cosa.

Para más información, donde se detalla parte de las equivalencias detectadas por el equipo de la NC, entre los papas, emperadores romanos, emperadores griegos, reyes de Israel, reyes de Judea, zares, emperadores bizantinos, emperadores del Sacro Imperio, monarcas carolingios y reyes de Inglaterra, consultar los siguientes enlaces:

Y en este enlace se muestra una “biblioteca” de duplicidades:

Dynastic parallelism

————–

Diapo 7.

Simposio Arenys 2017 LA NUEVA CRONOLOÍA DE ANATOLY FOMENKO 3 Andreu Marfull_Page_07

Para comprender el alcance de la manipulación cronológica que promueve la NC es necesario, por tanto, huir del dogmatismo académico e incorporar una crítica a la que no estamos acostumbrados.

La NC es, por este motivo, un proyecto incómodo que recibe una resistencia enorme, pese el carácter irrefutable de los trabajos de datación y reconstrucción histórica que lo acompañan.

Pero entrando en detalle, ¿la NC que más aporta de interés para la Historia de los Catalanes? Pues reubica en el tiempo y su significado a cuatro “actores” capitales en la Historia del Cristianismo: los Habsburgo, el Papa de Roma, la Santa Inquisición y la Compañía de Jesús.

Respecto a los Habsburgo, la NC indica que el “Sacro Imperio” no existió hasta el siglo XVII, y que fue efímero. Es decir, que habría sido una realidad de poca duración, que debería situarse en el salto de los siglos XVII y XVIII. Del mismo modo, la NC sitúa la aparición del Papa de Roma y el Vaticano en un espacio temporal equivalente, entre los siglos XVII y XVIII. Se trataría, por tanto, de un proyecto paralelo.

Respecto a la Santa Inquisición y la Compañía de Jesús, la NC indica que habrían sido “brazos” ejecutores del proyecto de reconstrucción simbólica e histórica impulsado desde Europa, en especial a lo largo de los siglos XVII y XVIII.

Nos encontramos, por tanto, en un escenario apropiado para dar validez a la hipótesis de los 185 años añadidos en la Historia de los Catalanes.

————–

Diapo 8.

Simposio Arenys 2017 LA NUEVA CRONOLOÍA DE ANATOLY FOMENKO 3 Andreu Marfull_Page_08

Retomando el hilo de los Catalanes, ¿que representa este nuevo escenario histórico y cronológico? pues que los hechos de la Guerra de Sucesión Española (años 1705-1715) no habrían sido un conflicto sucesorio, sino un pulso abierto por el control de dos linajes para liderar Europa Occidental. Habría sido un conflicto que no habrían protagonizado dos linajes europeos, sino del Imperio Griego (o Romano, fueron el mismo).

¿Y de qué linajes hablamos? pues los Ángelus y los Láscaris-Comneno, conocidos apellidos bizantinos que la Historia Oficial habría convertido en los Anjou y los Habsburgo. Los primeros (los Ángelus) ya han sido identificados por la NC, pero los segundos no. Esta es, pues, la primera ocasión en que se presenta la candidatura de los Láscaris-Comneno como verdaderos poderes que, por múltiples razones, acaban convirtiéndose en el proyecto del Sacro Imperio Romano en nombre de los Habsburgo.

————–

Diapo 9.

Simposio Arenys 2017 LA NUEVA CRONOLOÍA DE ANATOLY FOMENKO 3 Andreu Marfull_Page_09

¿Quiénes son los Láscaris-Comneno? pues los legítimos herederos del Imperio Griego, reconocidos por toda la nobleza europea, por patriarcas ortodoxos y por el poder político y espiritual griego, desde el siglo XVII hasta el siglo XX. Los años 1922, 1935 y 1945 promueven la reconstrucción de sus derechos pero, por razones que ahora no se exponen, no logran tener éxito. Asimismo, para invitar a los “curiosos” a saber quién fueron, indicar que su crónica está documentada en múltiples trabajos, como la lista siguiente que ha recopilado el autor de esta investigación:

  • DE LEÓN, G. Y DE PORRAS, R. (2001). “Historia resumida de la Sacra Orden Religiosa y Militar de los Caballeros de San Esteban, Papa y Mártir”. En la Revista Iberoamericana de Heráldica, nº 17, pp. 51-76. Madrid: Colegio Heráldico de España y de las Indias.
  • ESCUDERO Y DÍAZ-MADROÑERO, A. Y MONTELLS GALÁN, J.M. (2007). Catálogo de órdenes extranjeras en España. Madrid: Academia de genealogía, nobleza y armas Alfonso XIII.
  • LÀSCARIS COMNENO, J.A. (1990). La Orden Byzantina de San Eugenio de Trebizonda. Madrid: Prensa Ediciones Iberoamericanas, S.A.
  • —- (2011). Visión histórica Hispano Byzantina. Atenas (Grecia): N. & S. Batsioulas Editorial.
  • LÀSCARIS-COMNENO, T. (1954). “La familia imperial Láscaris desde el siglo XVIII hasta principios del siglo XX”. En la revista Hidalguía, nº 4, pp. 73-96. Madrid: Instituto Salazar y Castro.
  • —- (1956). “Participación catalana en la defensa de Constantinopla durante su último asedio”. En la revista Argensola. Revista de Ciencias Sociales del Instituto de Estudios Altoaragoneses, nº 27, pp. 259-266. Huesca: Instituto de Estudios Altoaragoneses.
  • MARQUÉS DE VILLARREAL DE ÁLAVA (1954a). “Las falsas órdenes de caballería. Reflexiones en torno de un Porfyrogénito y Emperador de Byzancio de… vía estrecha, Gran Maestre de la “Soberana Orden Imperial de Constantino el Grande y de la Corona Real Eslava de los Wendos””. En la revista Hidalguía, nº 4, pp. 73-96. Madrid: Instituto Salazar y Castro.
  • —- (1954b). “Informe del Instituto Internacional de Genealogía y Heráldica sobre la polémica en relación a los señores Làscaris”. En la revista Hidalguía, nº 6, pp. 441-460. Madrid: Instituto Salazar y Castro.
  • MONTELLS Y GALÁN, J.M. (2001). “De andante y baria caballería”. En la Revista Iberoamericana de Heráldica, nº 17, pp. 77-100. Madrid: Colegio Heráldico de España y de las Indias.
  • PANILLO, A. (1910). “Los Lascorz”. En la revista Linajes de Aragón, nº 12, pp. 181-186. Huesca: [s.n.].
  • PANO, R. (1958). “Los Làscaris Ribagorza”. En la revista Argensola. Revista de Ciencias Sociales del Instituto de Estudios Altoaragoneses, nº 33, pp. 49-54. Huesca: Instituto de Estudios Altoaragoneses.
  • —- (1971). Genealogía de la Casa Imperial Làscaris Comneno. Tunja (Colombia): Fondo Rotatorio Imp. Deptal.
  • SANZ DE ANDINO, F.J, (1947). La orden de Constantino el Grande y la Real Corona de Vandalia. Madrid: Gráficas Barragan.

Los Láscaris-Comneno son los herederos reconocidos del Imperio Griego y, de acuerdo con la NC este imperio habría sido, realmente, el Imperio Romano que habría nacido en Egipto alrededor de los siglos X-XI dC. y se habría extendido por Eurasia, América y el Norte de África hasta el siglo XV, llegando a su máximo esplendor en los siglos XIV-XV-XVI dC. Pero existen más evidencias.

Los Láscaris-Comneno tienen por emblema el águila bicéfala de color negro sobre fondo amarillo, propia del Imperio de Nicea y (muy importante) del linaje de los Habsburgo. Es decir, los Láscaris y los Habsburgo tienen el mismo escudo (porque son el mismo linaje). Del mismo modo, resaltar que el emblema del Imperio de Trebisonda (águila bicéfala amarilla sobre fondo rojo) equivale al actual escudo de Rusia. En ambos casos (los poderes de los zares y los poderes de los Habsburgo) se trataría, pues, de los poderes del linaje principal del Imperio original, de la misma familia.

Los Láscaris-Comneno son, por tanto, los mayores candidatos a corresponder con los verdaderos poderes bizantinos que acaban creando la imagen “imperial” del Sacro Imperio Romano de la nación Germánica (o “Hermanada”). Pero también son, en el marco de la NC, los candidatos más apropiados para promover la reconstrucción de un imperio que, tal y como expresa el desenlace de la Guerra de Sucesión Española, acaba cediendo la autoridad a los Ángelus (=Anjou). Habría habido, pues, un proyecto imperial unificador (de los Habsburgo = Láscaris-Comneno), pero el proyecto se habría adaptado al desenlace de un conflicto bélico en el que los Ángelus (=Anjou) habrían impuesto su autoridad. [Esta crónica sólo se apunta en esta introducción, y requiere de una exposición documental que sobrepasa esta presentación].

¿Los Láscaris-Comneno habrían sido, pues, los Habsburgo? Hay dos razones más que apuntan a esta evidencia. Por un lado se encuentra el hecho de que se declaran descendientes de Andrónico Comneno, el emperador romano del siglo XII dC. que, según la NC, es el verdadero Cristo, camuflado en la crónica de un emperador controvertido. La equivalencia entre el Cristo y Andrónico es ampliamente documentada en el siguiente enlace:

Y en los siguientes enlaces se puede consultar el vínculo con Jaime I el Conquistador, apuntando a la figura de María Magdalena:

Por otro lado, este linaje presenta otros elementos de gran relevancia para la Historia de los Catalanes. Los Láscaris-Comneno se proclaman:

  • Duques de Atenas y Naupaktos.
  • Duques de Hesperia (Italia e Hispania).
  • Condes de Ribagorza (a través de los Condes de Palas, o Pallars).

A modo de hipótesis [que no se comenta en el Simposio], los condes de Ribagorza habrían sido los poderes imperiales que, en una reconstrucción posterior, terminan glorificándose a través de los condes de Barcelona y reyes de Aragón. Los condes catalanes habrían dominado Atenas y Neopatria, Hesperia (Italia e Hispania) y el condado de Ribagorza. En este sentido, resaltar que los condes de Ribagorza, oficialmente, desde el siglo XIV y hasta el siglo XVI, habrían sido -siempre- familia directa de los condes de Barcelona.

Oficialmente, sin embargo, la Historia ha borrado el puente entre estos vínculos. La Historia Oficial oculta que fueron duques de Atenas y de Hesperia, así como que fueron condes de Ribagorza. Asimismo, sin embargo, un hilo conductor apunta a este vínculo. Los condes de Ribagorza fueron los primeros duques de Gandía, en el siglo XIV, y el Rey de Aragón entregó la ciudad de Gandía a los Láscaris el año 1296 (Documento del Rey Jaime II concediendo a Constanza la ciudad de  Gandía, Archivo de la corona de Aragón, Registro 44, folio 143). Fuente:

  • Láscaris Comneno, JA (2011). Visión histórica Hispano Byzantina. N. & S.Batsioulas Editorial: Atenas, p.91).

Asimismo, 187 años después, en 1483, Rodrigo Borgia compra el Ducado de Gandía, haciendo de esta ciudad la sede de sus poderes. El salto, de 187 años, habría sido artificial, y habría que situar los hechos 185 años aún más cerca, hasta el año 1668. Es decir: 1298=1483=1668. [Dos saltos, uno de 185 años y otro de 370. Esta reconstrucción tendría que ver con el origen del Vaticano del siglo XVII, así como con la toma de posesión de los proyectos imperiales en el Reino de Valencia, pero aquí sólo se apuntan estos datos].

Por otro lado, un último apunte sitúa los Láscaris en “escena”. El linaje se habría instalado en Játiva, donde se habría concebido la Orden de Montesa (orden templaria), y en Játiva habrían tenido lugar dos grandes represiones que en realidad habría sido una sola. El sitio de Játiva de 1522 (vinculado a la revuelta de las Germanías) habría sido el sitio de Játiva de 1707 (185 años de diferencia), en el que el Duque de Anjou realiza una cruenta ofensiva y aún más cruenta represión. En esta línea (que aquí sólo se apunta), las crónicas de los Capítulos del Toisón de Oro de Barcelona en 1519 precederían, realmente, el inicio de las Cortes de 1705-1706 en que se corona a Carlos III. 1519+185=1704.

Por lo tanto, la reconstrucción histórica, a pesar de ser parcial e introductoria, adquiere un renovado significado a medida que se amplía el trabajo aquí expuesto. Pero hay más elementos de gran valor que apuntan a esta dirección.

————–

Diapo 10.

Simposio Arenys 2017 LA NUEVA CRONOLOÍA DE ANATOLY FOMENKO 3 Andreu Marfull_Page_10

La reconstrucción cronológica del salto de los 185 años en la Historia de los Catalanes adquiere un valor añadido si se trasladan los “pleitos colombinos” de los años 1529-1536 a los años 1714-1721. De hecho, esta equivalencia, junto con el proceso equivalente que sufre Hernán Cortés (identificado por el INH como el Conde de Ribagorza y ​​Conde de Cortés), permite reconstruir las razones de la ignominiosa herencia que los reyes hispanos entregan a estos grandes “descubridores”.

Precisamente, entre los años 1713-1720/1725 es cuando tiene lugar el proceso de negociación que (oficialmente) mantiene a media Europa pactando el reparto de las tierras y los derechos coloniales.

  • 1713. Tratado de Utrecht.
  • 1714. Tratado de Rastadt.
  • 1717. Tratado de La Haya (1).
  • 1718. Tratado de Londres.
  • 1720. Tratado de La Haya (2).
  • 1721-1724. Congreso de Cambrai, en la que se reafirma el tratado de 1720 y se debate sobre “el caso de los Catalanes”.
  • 1725. Tratado de Viena, que ratifica los tratados anteriores.

Hasta el año 1720 (=1535+185) se pacta la “resolución” del reparto de los derechos, en que se materializa el Tratado de Utrecht y se pone fin a la lucha por el control de Italia, que persiste una vez finaliza la guerra de Sucesión Española. Por lo tanto, los derechos de los Colón (al servicio del proyecto imperial bizantino los Láscaris-Comneno) y de los Cortés (que serían poderes Láscaris-Comneno, como condes de Ribagorza y ​​de Cortés) serían abolidos como consecuencia de la retirada de las pretensiones de los Habsburgo (=Láscaris-Comneno) sobre Hispania.

Esta explicación tiene mucho sentido. Lo tiene, como también lo tiene el hecho de que el escudo oficial de Hernán Cortés luzca en el centro las barras catalanas y en su recuadro superior izquierdo luzca el emblema del águila bicéfala de los Láscaris-Comneno.

Pero el caso de Colón… realmente, ¿habría servido a un imperio griego? Siguiendo este hilo, sí. Siguiendo un argumentario paralelo que aquí sólo se apunta, Colón formaría parte del linaje barcelonés de los Colom (en la línea que propone Jordi Bilbeny) pero habría servido a las tropas del ejército imperial. Él habría sido un líder del ejército Janués (Janua=Génova) [“Janua” es como se escribe “Génova” en la Edad Media], seguidor de Jan, o Juan, es decir del Preste Juan, el último gran Khan antes del Papa de Roma, que sería garante del Arca de la Alianza de Salomón. Es decir, Colón habría sido un líder de la Orden del Templo de Salomón, aunque la Historia Oficial haya trasladado este episodio 370 años atrás. [Este argumento es más extenso pero aquí sólo se apunta, se merece un capítulo independiente].

Por tanto, Colón habría sido “Janués” (caballero de Jan), no Genovés. La biografía y la crónica del descubrimiento que se le atribuye habría sido, pues, literal y transversalmente manipulada. [Por este motivo la partida de nacimiento de Cristóbal Colón, como genovés, no aparece hasta el siglo XIX; es una manipulación].

————–

Diapo 11.

Simposio Arenys 2017 LA NUEVA CRONOLOÍA DE ANATOLY FOMENKO 3 Andreu Marfull_Page_11

Como cierre de este ejercicio de reconstrucción de una manipulación cronológica, se muestra la identificación de un nuevo “agente bizantino”, protagonista en la reconstrucción de los poderes imperiales en la Historia de España. Se trata de los duques de Alba.

Los duques de Alba serían Comneno, de una familia imperial de primer nivel. Oficialmente, el origen de los poderes de los Alba proviene de los “Toledo”, una familia vinculada a la ocupación “cristiana” de Toledo, a lo largo de los siglos XI y XII. Pero existen otros documentos que han sido “ocultados” de la crónica oficial, que dicen explícitamente que el primer “Toledo” no era de allí, sino que fue Pedro Comneno, príncipe del Imperio Griego nacido en 1053, y que ocupó la ciudad. Por eso tomó su nombre: Toledo. Curiosamente (o no), esta fuente proviene, precisamente, de los Láscaris-Comneno. Referencias:

  • Láscaris Comneno, J.A. (2011). Visión histórica Hispano Byzantina. N.&S.Batsioulas Editorial: Atenas (Grecia).
  • Láscaris Comneno, C. (1960). “El caballero byzantino”, IPHBAU, 3 (Madrid), IX, p.10.
  • —- (1955). “España y la caída de Constantinopla”, Oriente, V, 2 (Madrid), IV-VI, p. 116.
  • Miniati (1663). “La Glorie cadute dell’Antiquissima ed Augustissima Famiglia Comnena”, Venecia, per Francesco Valuasense, p. 18-20.

Incluso, hay (al menos) un manuscrito que afirma que se llamaba Esteban (Comneno), siendo el hermano del emperador. Fuente:

  • Hernández de Mendoza, D. (n.d.). El Becerro general libro en que se relata el blasón de las armas que trahen muchos reynos y imperios, señoríos … y de la genealogía de los lynages de España y de los escudos de armas que trahen. Sede de recoletos: MSS/18244 V.1. Código de barras: 1001199011. Volumen 2, p.69. Consultable en: http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000135656&page=1 [Consulta 12 de octubre de 2017].

Es decir, el primer “Alba” habría ocupado la ciudad de Toledo, creando el principal centro del pensamiento castellano y leonés (la famosa “Escuela de Traductores de Toledo”), en el que se habrían traducido los textos greco-romanos alejandrinos. ¿Y cuándo habría tenido lugar este episodio? en la Edad Media? Pues no. La NC muestra que, como muy temprano, esto habría sucedido en el siglo XVI y habría sido motivado por la voluntad de reescribir la Historia, después de un expolio documental de los “textos sagrados” de Tierra Santa (que iría del Nilo al Volga).

Los Alba serían poderes bizantinos, trasladados a Hispania, que habrían promovido el traslado de sus poderes y los documentos necesarios desde los que poder manipular la Historia Oficial. Todo esto se habría acelerado a partir del momento en que el Imperio implosiona (en el siglo XVII).

Pero este no es el único puente entre los Alba (los Toledo) y el expolio documental. Precisamente (y oficialmente), los Toledo habrían intervenido la Biblioteca Colombina. El puente está claro, sólo hay que situar las cosas en un espacio cronológico apropiado y revisar el contexto histórico siguiendo este ejercicio. El caso del expolio de la biblioteca de los Colón se situaría, por tanto, en el siglo XVIII.

¿El motivo del expolio? Oficialmente, el hijo de Colón casó con la sobrina del Duque de Alba, y es ella, María Toledo, quien acaba apropiándose de la Biblioteca de Hernando (o Ferran) Colón, hijo del “descubridor”. Y fruto de esta apropiación se traslada a un monasterio donde “pierde” casi todo su contenido.

En el marco de esta reconstrucción histórica y cronológica, resulta plausible comprender las razones del expolio de la Biblioteca Colombina, una vez cae en manos de los nuevos poderes “intrusos” (imperiales) en Hispania. Pero, ¿qué dice la Historia Oficial? Por voluntad de Colón, la biblioteca se traslada inicialmente a la Cartuja de Sevilla (la Cartuja estaba dirigida desde Scala Dei, en el Priorato de Cataluña) en 1539 (=1724-185), pero se traslada al monasterio de San Pablo de Sevilla en 1544 (=1729-185), donde se encuentra el Antonio Toledo, el sobrino el Duque de Alba y hermano de María Toledo. Y allí sufre su expolio más importante, por razones que oficialmente se desconocen. De los 15.381 volúmenes documentados que entran en 1544 (=1729-185), se conservan 1.194, junto con 500 códices medievales (aunque según Hernando Colón originariamente disponía de más de 20.000 volúmenes). Finalmente, se traslada a la Catedral de Sevilla del año 1552 (=1737-185), una vez hecha la “faena”. Los duques de Alba, los Toledo, ¿habrían dirigido la operación? si se comprende quienes eran realmente la respuesta es sí (en el marco de la NC aquí propuesta).

Es decir, siguiendo este hilo argumental, los Alba habrían reconstruido su propio pasado histórico, desvinculándose de su poder imperial, una vez los Anjou (Ángelus) asumen los poderes de Hispania. Tiene mucho sentido. Además, esto explicaría el origen y la finalidad del Archivo de los duques de Alba, la mayor biblioteca documental de la Corona española (en manos privadas). ¿Ellos serían, por tanto, los que mayor conocen la manipulación que hay detrás, y los últimos en querer que se “haga la luz” porque habrían sido los directores? Es posible. Así pues, atendiendo a su poder acumulado, se concluye que los Alba protagonizarían la apropiación bizantina de Hispania y se unirían, dinásticamente, con los Colón, concretamente con el hijo del Colón descubridor de América, en el marco de las políticas de “comunión” de los linajes imperiales.

Es decir, ¿Colón habría sido, entonces, un linaje imperial? A continuación se hace una breve aproximación histórica a esta cuestión.

Colón estaría vinculado, por lazos estratégicos, con la familia imperial de los Paleólogo. Pese tratarse de un vínculo con escasa base documental, consta que Bartolomé de las Casas (o Casaus) y el hijo Hernando Colón indican que Cristóbal navegó con el corsario “Colón el joven”. Y quién era ese otro Colón? pues consta que el corsario Colón habría sido en Guillermo de Casanova, que a la vez habría navegado con otro corsario, de nombre George Paleólogo de Bissipat (o Disipatos), de sangre imperial y griego. Por este motivo, y no por otro, Colón escribió su diario de navegación en griego, no en italiano. Esta hipótesis ya está documentada (y citada por los Láscaris-Comneno), en:

  • Durlacher-Wolper, R.G. (1994). Christopher Columbus, a Byzantine Prince from Chios, Greece. John Perikkos: Kallimassia – Chioos (Grecia).

Por tanto, el nexo con el proyecto imperial de la autoridad griega está claro. Asimismo, es de interés que los tres habrían servido al Rey de Francia. Es decir, el Almirante Colón, el corsario Colón y el corsario de familia imperial George Paleólogo habrían formado parte de un cuerpo de corsarios al servicio de Francia. Este vínculo, sin embargo, conviene entenderlo bien. ¿Por qué al servicio del Rey de Francia? ¿Con qué fin? La respuesta, en base a este ejercicio de reconstrucción histórica, es clara. Ellos habrían formado parte del cuerpo del ejército Janués (que la historia habría transformado en Genovés, desvinculándolo de la Orden imperial del Templo de Salomón), que se habría reorganizado en Occidente con el fin de obtener el control, en origen en nombre de los poderes Anjou=Ángelus. De ahí que los corsarios citados no sirvieran realmente el Rey de Francia, sino al Rey Anjou, es decir, Reyner de Anjou (el rey “nato” Ángelus). Es decir, habrían servido a los Ángelus, una familia imperial bizantina con dominios en Occidente, en las tierras que la antigua Roma llama Galia. Por tanto, Colón habría servido a una autoridad imperial, y participaría de su reorganización en Europa Imperial. En un inicio habría servido a los Anjou, pero siguiendo el hilo del ejercicio poco después traslada su servicio a los Láscaris-Comneno (Habsburgo). ¿El motivo? el pulso citado entre los Habsburgo y los Borbón-Anjou, que escondería un pulso entre los Láscaris y los Ángelus.

Fuera quien fuera en Colón, después de esta aproximación biográfica (alternativa) resulta más evidente que la Biblioteca Colombina fue, sobre todo, el expolio de una gran autoridad, probablemente imperial, januesa y catalana. En el marco de la NC resulta claro el vínculo de este episodio con la manipulación del relato histórico, por razones de poder y, en último término, para reescribir la Historia global que oculta el traslado de los poderes en Europa Occidental. Por otro lado, resulta altamente plausible comprender que sólo una familia imperial habría podido promover la ocupación de América, o su reocupación tal y como indica la NC. [Es decir, antes, en tiempos de la actividad de la Orden del Templo de Salomón, se habría llegado a América desde Europa Occidental, y esto sucedería a lo largo de los siglos XVI y principios del XVII, en una hipótesis que enlaza con las tesis ya desarrolladas por la NC].

————–

CONCLUSIÓN

El objeto de este trabajo es mostrar una reconstrucción histórica del traslado de los poderes de Egipto a la Roma italiana, que tiene lugar a lo largo de los siglos XVII y XVIII dC., y tiene su clímax en el periplo de Napoleón. Es un ejercicio que se enmarca en el trabajo de investigación científica de la “Nueva Cronología” (o NC). En este sentido, resaltar que es, sobre todo, un ejercicio, pero un ejercicio realizado con la vocación de resolver el máximo número de dudas, incógnitas, que la NC permite plantear. Resultado de la investigación, se concluye que a lo largo del siglo XVII y principios del XVIII tiene lugar un pulso por el control de un imperio mundial, que se ve alterado por una crisis de legitimidad y la ambición de sus gobernantes. En este proceso, los poderes de Europa Occidental son intervenidos, siendo de marcado carácter estratégico tomar posesión de los dominios custodiados hasta entonces por los Catalanes. El episodio inicial de este pulso empezaría en el ecuador del siglo XVII y el final tendría lugar con la capitulación de Barcelona en 1714, junto con los episodios italianos que se alargan hasta 1725. Asimismo, esta lucha representa el inicio de un intenso litigio entre los linajes bizantinos de los Ángelus y los Láscaris, que la Historia Oficial acaba convirtiendo en los Anjou y los Habsburgo.

Resultado de una lucha, se impone un pacto, un proyecto global que promueve un nuevo orden donde el “texto sagrado” de la historia que lo sustenta es la pieza fundamental. La consecuencia inmediata es una reconstrucción integral de los derechos y los valores que Europa lidera en los siglos XVIII y XIX, que va acompañada de una crónica alternativa, deliberadamente manipulada, del pasado que lo legitima. La Historia Oficial, de acuerdo con la investigación realizada, se habría adulterado entonces, creando un falso pasado, donde una de sus técnicas habría sido alterar el orden de los hechos y la cronología estructural.

En este contexto, la Historia de los Catalanes habría sido intervenida por los poderes castellanos, que habrían sido previamente intervenidos por poderes bizantinos, liderados primero por los duques de Alba (=Comneno) y en segundo término por los Anjou (=Ángelus). La principal consecuencia sería una “castellanización” deliberada de la Historia de España y, a lo largo de los siglos XVIII y XIX, se habría transformado al Imperio Español en una empresa castellana. De este modo, se ocultaría que sus verdaderos poderes habrían sido importados, del Imperio Romano original, con la finalidad de recomponer su autoridad en nombre de una (fallida) cosmovisión “católica. Y en segundo término, se ocultaría que los poderes catalanes habrían sido, en este sentido, los poderes del Imperio Romano que Castilla se hace suyos.

El contexto global sería el siguiente: hasta el siglo XVIII, el poder global se debe a un proyecto imperial, custodiado por el último Gran Khan: el Preste Juan de Abisinia, el garante del Arca de la Alianza de Salomón. Pero en los siglos XVII-XVIII, resultado de la lucha indicada, se habría trasladado su poder a Roma, donde se habría edificado el actual Vaticano y se habría diseñado la reconstrucción del Imperio, bajo el nombre del Sacro Imperio Romano de la Nación Germánica, o “Hermanada”. La autoridad del Papa de Roma, pues, habría sido la del Gran Khan. Por esta razón, el Preste Juan es reconocido oficialmente como Juan el Evangelista (es oficial). Él habría sido quien diseñase (bautizara) el icono de Cristo, basado en el símbolo del emperador “original”. Pero este apunte final se merece otro capítulo aparte…

————–

La información era (y es) poder, en el siglo XVI, en el XVIII, en el XXI y siempre. Si fue como se apunta en esta presentación, sin embargo, sólo es una posibilidad. Como se ha resaltado, en esta exposición “sólo” se presenta el resultado parcial de un trabajo de investigación, considerado un ejercicio de reconstrucción cronológica e histórica.

————–

Andreu Marfull-Pujadas
2017-11-17

Simposio Arenys 2017 LA NUEVA CRONOLOÍA DE ANATOLY FOMENKO 3 Andreu Marfull_Page_12

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s